Saltar al contenido
Remenaturalpara

TUBERCULOSIS » Que es, Síntomas y Tratamiento

marzo 29, 2019

¿Qué es la tuberculosis?

Es una enfermedad causada por una bacteria conocida como bacilo de Koch. Es curable y prevenible a la vez que se llegue a presentar. Afecta principalmente a los pulmones, pero puede afectar otras partes del cuerpo. Si no se trata oportunamente, puede causar daño permanente en los pulmones por completo.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen un 10% de probabilidades de enfermar de tuberculosis a lo largo de la vida cuando lo llegue a sentir. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunológico está dañado, como ocurre en casos de la infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco. La tuberculosis es la principal causa de muerte entre las personas con VIH en el mundo.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente. Es decir que están infectadas por el bacilo, pero aún no han enfermado ni pueden transmitir la infección o atro cuerpo.

Resultado de imagen para Tuberculosis

Síntomas de la Tuberculosis

Si bien tu cuerpo puede hospedar la bacteria que causa la tuberculosis (TB), tu sistema inmunitario generalmente evita que te enfermes casi seguido. Por esta razón, los médicos distinguen entre:

  • La tuberculosis latente. Cuando tienes esta afección en el cuerpo, estás infectado de tuberculosis, pero la bacteria permanece en tu organismo en estado inactivo y no presentas síntomas del mismo. La tuberculosis latente, también llamada tuberculosis inactiva o infección con tuberculosis, no es contagiosa.
  • La tuberculosis activa. Esta afección te enferma y en la mayoría de los casos, es contagiosa. Puede ocurrir en las primeras semanas después de la infección con la bacteria de la tuberculosis, o puede ocurrir años después de tenerlo.

Los signos y síntomas de la tuberculosis activa incluyen los siguientes padecimientos:

  • Tos que dura tres semanas o más
  • Tos con sangre
  • Dolor en el pecho o dolor al respirar o toser
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Sudoraciones nocturnas
  • Escalofríos
  • Pérdida de apetito

Causas de la Tuberculosis

La tuberculosis es causada por bacterias que se contagian de persona a persona a través de gotas microscópicas diseminadas en el aire mismo. Esto puede suceder cuando una persona con la forma activa de la tuberculosis no tratada tose, habla, estornuda, escupe, se ríe, o canta hacia otra persona.

Aunque la tuberculosis es contagiosa, no es fácil contraerla en cualquier cuerpo. Es mucho más probable que te contagies de tuberculosis de una persona con quien vives o trabajas que de un desconocido.

La mayoría de la gente con tuberculosis activa casi en su totalidad, que se ha hecho un tratamiento apropiado con medicamentos por al menos dos semanas seguidas, ya no es contagiosa que se conozca.

Imagen relacionada

Complicaciones de la tuberculosis

Sin tratamiento, la tuberculosis puede ser fatal para el organismo. Esta enfermedad activa y sin tratamiento suele afectar los pulmones, pero se puede extender a otras partes  del cuerpo por el torrente sanguíneo de la sangre misma. Entre las complicaciones de la tuberculosis se incluyen lo siguiente:

  • Dolor en la columna vertebral. Dolor y rigidez en la espalda son algunas de las complicaciones frecuentes de la tuberculosis que se presenta.
  • Daños en las articulaciones. La artritis tuberculosa suele afectar las caderas y rodillas del cuerpo humano.
  • Hinchazón de las membranas que recubren el cerebro (meningitis).Esto puede provocar un dolor de cabeza constante o intermitente durante semanas. También se pueden producir cambios mentales en el cerebro.
  • Problemas renales o hepáticos. El hígado y los riñones ayudan a filtrar los desechos e impurezas del torrente sanguíneo de la sangre. Estas funciones se ven alteradas si la tuberculosis afecta el hígado o los riñones mismos.
  • Trastornos cardíacos. En raras ocasiones, la tuberculosis puede infectar los tejidos que rodean el corazón, lo que provoca inflamación y edemas que pueden interferir con la capacidad del corazón de bombear eficazmente. Esta afección se denomina taponamiento cardíaco y puede ser fatal para el sistema circulatorio.

Sistema inmunitario debilitado

Un sistema inmunitario sano a menudo combate con éxito las bacterias de la tuberculosis que se llegue a presentar, pero el cuerpo no puede defenderse de manera eficaz si tienes poca resistencia. Hay una serie de enfermedades, afecciones y medicamentos que pueden debilitar tu sistema inmunitario, entre los cuales se incluyen lo siguiente:

  • VIH/sida
  • Diabetes
  • Enfermedad renal grave
  • Ciertos tipos de cáncer
  • Tratamientos oncológicos, como la quimioterapia
  • Medicamentos para prevenir el rechazo de órganos trasplantados
  • Algunos medicamentos utilizados para tratar la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y la psoriasis
  • Desnutrición
  • Edad muy temprana o avanzada

Tratamiento para la Tuberculosis

Es una enfermedad tratable y curable ya que la forma activa es sensible a una combinación de 4 antibióticos administrados desde 6 meses a 2 años aproximadamente, en función de la afectación que este presente.

 

Si la persona infectada no se toma el medicamento en la pauta correcta la enfermedad no desaparecerá y la bacteria se volverá resistente a esos fármacos que se administren. La tuberculosis resistente es aquella que no responde a al menos dos medicamentos, la isoniazida y la rifampicina.

Resultado de imagen para medicamentos

Incluso existen casos de tuberculosis multirresistente, en los que además de no responder al tratamiento con estos dos antibióticos, tampoco hay respuesta con alguna fluoroquilona y al menos un medicamento de segunda línea (amikacina, kanamicina o capreomicina) para tratarlo.

Los pacientes con tuberculosis multirresistentes serán tratados con combinaciones de al menos tres antibióticos a los que la bacteria todavía responde, de manera diaria durante unos dos años en promedio. Pero, aún así, entre 4 y 6 pacientes de cada 10, morirá por la afección que provoca la tuberculosis.

Prevención de la Tuberculosis

Para impedir la propagación se recomienda la detección precoz de estos casos y, por consiguiente, el tratamiento adecuado de los mismos para una salud mas sana.

Para la población general las medidas de prevención de contagio de esta enfermedad es común a la de todas las enfermedades respiratorias. Estas pautas preventivas serían las siguientes que se han recomendado:

  • Evitar en la medida de lo posible el contacto con personas infectadas de la tuberculosis.
  • Utilizar pañuelos desechables, no de tela que acumula mas bacterias.
  • Si tenemos una infección respiratoria utilizar mascarillas cuando vayamos a un lugar con gente.
  • Ventilar adecuadamente el lugar de residencia y aquellos en los que la acumulación de personas es habitual.