Saltar al contenido
Remenaturalpara

ESTRÉS » Síntomas, Tipos, Tratamientos y Como Prevenir

abril 1, 2019

Estrés

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que lo haga sentir a uno frustrado, furioso o nervioso.

El estrés es la reacción de su cuerpo a un desafío o demanda. En pequeños episodios el estrés puede ser positivo, como cuando le ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. Pero cuando el estrés dura mucho tiempo, puede dañar su salud.

Imagen relacionada

Que es el Estrés

Todos hemos oído hablar del estrés, e incluso muchos hemos mencionado alguna vez que estamos “estresados”, pero en definitiva ¿qué es el estrés?

El estrés puede definirse como un conjunto de reacciones fisiológicas que se presentan cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, producto de diversas situaciones en el ámbito laboral o personal: exceso de trabajo, ansiedad, situaciones traumáticas que se hayan vivido, etc.

Tipos De Estrés

Estrés normal: las reacciones fisiológicas que se dan en nuestro organismo ante determinadas situaciones y que se definen como estrés en realidad son normales, en cierta medida. Un poco de
estrés y ansiedad nos puede ayudar a afrontar y superar algunas situaciones difíciles.

Estrés patológico: cuando el estrés se presenta de modo intenso por periodos prolongados, es
muy probable que cause problemas físicos y psicológicos, transformándose en un estrés crónico y nocivo que puede provocar crisis de llanto, depresión, y diversas afecciones físicas.

Estrés post-traumático: es aquel que se presenta después de que una persona ha vivido algún tipo de suceso aterrador, como puede ser un accidente de tráfico o un desastre natural. A consecuencia de estos traumas, la persona tiene pensamientos aterradores con frecuencia, relacionados con la situación que vivió. Este tipo de estrés puede aparecer en personas de todas las edades, pero los niños son particularmente propensos a sufrirlo.

Estrés laboral: se le llama estrés laboral a un conjunto de reacciones nocivas, emocionales y físicas, que se producen cuando las exigencias en el ámbito laboral superan los recursos, las capacidades y/o las necesidades del trabajador. Según un estudio llevado a cabo por la OMS, el 28% de los trabajadores europeos sufre estrés laboral, y el 20% padece el síndrome llamado “burnout”.

Resultado de imagen para Estrés

Cuales son las Consecuencias del Estrés.

Las consecuencias del estrés pueden presentarse en forma de consecuencias muy variadas. Unas más extremas que otras. Determinar cuáles pueden ser las consecuencias del estrés depende la mayoría de las veces del nivel de estrés que tú padeces y de la duración de la persistencia de ese estrés. Los síntomas del estrés que sufres son además una buena indicación de las medidas que puedes tomar.

Si el estrés se acumula y persiste demasiado tiempo, existe un riesgo significativo de que los síntomas del estrés se agraven y acaben transformándose en otra enfermedad mental. Todos los tipos de estrés no dan lugar a las mismas consecuencias del estrés, por lo tanto resulta necesario determinar cuáles son los síntomas, y esto es lo que vamos a abordar en este artículo. .

Que Causa el Estrés.

Según tu situación, casi todo puede causarte estrés, si bien está demostrado que el trabajo, las finanzas personales, las relaciones, el entorno, cambios y pérdidas personales y tu interacción con los demás pueden ser causa importante de estrés.

Existen causas externas (los llamados sucesos vitales, que a continuación enumeramos) y causas internas (cansancio, cambios hormonales, falta de forma física, pensamientos negativos, etc.).

La relación entre estrés y enfermedad es directamente proporcional.

  1. Muerte de la pareja
  2. Divorcio
  3. Separación de la pareja
  4. Muerte de un pariente cercano
  5. Accidente o enfermedad
  6. Matrimonio
  7. Despido o graves problemas laborales
  8. Reconciliación conyugal
  9. Jubilación
  10. Problemas de salud en la familia
  11. Embarazo
  12. Dificultades sexuales
  13. Llegada o partida de un hijo
  14. Cambio en el marco laboral
  15. Modificación de tu situación económica
  16. Muerte de un amigo
  17. Cambio de puesto profesional
  18. Préstamo financiero importante
  19. Cambio de responsabilidad en el trabajo
  20. Éxito excepcional
  21. Cambio de hábitos
  22. Dificultades con los superiores
  23. Cambio de residencia
  24. Cambio en las aficiones, las actividades sociales, religiosas o espirituales
  25. Cambios en los hábitos de sueño

Estos son las etapas por la cual una persona puede padecer Estrés.

Como Evitar el Estrés

Organiza tus obligaciones. Utiliza un calendario o aplicación de planificación para registrar tus deberes escolares, tus tareas domésticas, tus prácticas y otras obligaciones. Por descontado, planificar no sirve de nada si no haces lo que planificas: controlar el estrés también significa estudiar con regularidad, mantenerte al día en las tareas escolares, y superar la tendencia a dejarlo todo para después. Tómate tu tiempo para reflexionar un poco cada día sobre cómo te están yendo las cosas. ¿En qué necesitas trabajar? ¿Lo haces? ¿Dispones de tiempo para hacerlo?

Come alimentos saludables. Lo que comes afecta a tu estado de ánimo y a tu nivel de energía y de estrés. Comer de forma saludable no significa evitar todos los manjares; de nuevo, la importancia del equilibrio. Está bien permitirte el gusto de tomarte un helado de vez en cuando, si comes ensalada y carne de pavo con pan integral a la hora de comer. Pero, si los helados y los dulces son tu principal fuente de energía, ¡es muy probable que estés de malhumor y estresado!

Duerme bien. Esto puede parecer pan comido. Después de todo, ¿a quién no le gusta dormir? Pero dormir lo suficiente es algo en que nos debemos focalizar porque es fácil dejar que los deberes, hablar con los amigos o un exceso de televisión se interpongan en el tiempo que pasas durmiendo, por mucho que te guste dormir.

Dedica tiempo a hacer ejercicio cada día. Es difícil estar ansioso mientras haces respiraciones profundas al correr, bajas por una colina con la bici o juegas al escondite con tus amigos. El ejercicio físico no solo aleja nuestra mente del estrés, también libera sustancias químicas en nuestros cerebros que nos ayudan a encontrarnos mejor.

Imagen relacionada

Síntomas del Estrés

  • ansiedad o ataques de pánico
  • constante presión, confusion y apresuramiento
  • irritabilidad y melancolía
  • síntomas físicos: problemas estomacales, dolores de cabeza y dolores de pecho
  • reacciones alérgicas: eczema y asma
  • problemas del sueño
  • beber en exceso, comer en exceso, fumar o usar drogas
  • tristeza o depresión

Características del Estrés.

El estrés es un proceso natural del cuerpo humano, que genera una respuesta automática ante condiciones externas que resultan amenazadoras o desafiantes, que requieren una movilización de recursos físicos, mentales y conductuales para hacerles frente, y que a veces perturban el equilibrio emocional de la persona.

El entorno, que está en constante cambio, obliga a los individuos a adaptarse; por tanto, cierta cantidad de estrés es necesaria para que el organismo responda adecuadamente a los retos y los cambios de la vida diaria. Es lo que se conoce como eustrés o estrés positivo.

Se trata de una respuesta fisiológica y psicológica de una persona que intenta adaptarse a las presiones a las que se ve sometida, originada por el instinto de supervivencia del ser humano, en la que se ven involucrados muchos órganos y funciones del cuerpo, como el cerebro y el corazón, los músculos, el flujo sanguíneo, la digestión…

Si bien en un primer momento la respuesta de estrés es necesaria y adaptativa, cuando ésta se prolonga o intensifica en el tiempo, la salud, el desempeño académico o profesional e, incluso, las relaciones personales o de pareja del individuo se pueden ver afectadas.

Resultado de imagen para Estrés

Tratamientos naturales para el Estrés

1. Ensalada de sandía, rábanos, tomillo y salviaResultado de imagen para Ensalada de sandía, rábanos, tomillo y salvia

Ingredientes
  • 1/2 rábano chino (Daikon), pelado y cortado en rodajas finas, o 1/4 kilo de rábanos
  • 1/4 sandía pequeña, pelada y sin pepitas, cortada en rodajas finas
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • tomillo y salvia a gusto
  • sal y pimienta a gusto
  • pimentón dulce a gusto
  • 2 cucharaditas de aceite de uva
Preparación
  1. Coloca las rebanadas de sandía y rábano en un plato hondo,
  2. Mezcla el aceite de uva con el zumo de limón, las hierbas y el pimentón. Salpimenta a gusto.
  3. Vierte el aderezo sobre la ensalada y ¡a disfrutar!

2. Ensalada de gambas, aguacate, mango y hierbasImagen relacionada

Ingredientes
  • 3 hojas de lechuga (la variedad que te guste)
  • 1 mango mediano, pelado y troceado en cubos
  • 1 aguacate, pelado y troceado en cubos
  • 10 tomates cherry, cortados a la mitad
  • 1/taza de gambas cocidas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 4 hojas de albahaca
  • 4 hojas de perejil
  • sal a gusto
Preparación
  1. Mezcla el mango, la lechuga, el aguacate, los tomates y las gambas en un cuenco. Sala a gusto.
  2. Pica la albahaca y el perejil. Reserva.
  3. Mezcla el aceite y el zumo de limón. Incorpora las hierbas.
  4. Adereza y ¡a comer!