Saltar al contenido
Remenaturalpara

COLESTEROL ALTO » Cura Natural Para el Colesterol Alto

marzo 29, 2019

¿Que es el colesterol alto?

El colesterol es una sustancia cerosa y parecida a la grasa que se encuentra en todas las células de su cuerpo. Su cuerpo necesita algo de colesterol para producir hormonas, vitamina D y sustancias que le ayuden a digerir los alimentos. Su cuerpo produce todo el colesterol que necesita. El colesterol también se encuentra en alimentos de origen animal, como yemas de huevo, carne y queso. Si tiene demasiado colesterol en la sangre, puede combinarse con otras sustancias en la sangre para formar placa. La placa se pega a las paredes de sus vasos sanguíneos.

Esta acumulación se llama arterioesclerosis. Puede provocar enfermedad de las arterias coronarias, la que puede estrecharlas o incluso bloquearlas. El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra en las grasas (lípidos) de la sangre. Si bien el cuerpo necesita colesterol para continuar produciendo células sanas, tener colesterol alto puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

Cuando tienes colesterol alto, es posible que se te formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos. Con el tiempo, estos depósitos dificultan que la sangre fluya a través de las arterias. Entonces, es posible que el corazón ya no reciba toda la sangre rica en oxígeno que necesita, lo que aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. El hecho de que llegue menos sangre al cerebro puede provocar un accidente cerebrovascular.

¿Que causa el colesterol alto?

La causa más común del colesterol alto es un estilo de vida poco saludable. Esto puede incluir:

>Hábitos alimenticios poco saludables, como comer muchas grasas dañinas. Un tipo, la grasa saturada, se encuentra en algunas carnes, productos lácteos, chocolate, productos horneados y alimentos procesados y fritos. Otro tipo, la grasa trans, se encuentra en algunos alimentos fritos y procesados. Comer estas grasas puede elevar su colesterol malo (LDL)

>Falta de actividad física, con mucho sedentarismo y poco ejercicio. Esto reduce el colesterol bueno (HDL).
>Fumar, lo que reduce el colesterol bueno (HDL), especialmente en las mujeres. También aumenta su colesterol malo (LDL)
>La genética también puede causar que las personas tengan colesterol alto. Por ejemplo, la hipercolesterolemia familiar es una forma hereditaria de colesterol alto. Otras afecciones médicas y ciertos medicamentos también pueden causar un elevado colesterol.

El colesterol se transporta en la sangre, adherido a las proteínas. Esta combinación de proteínas y colesterol se llama lipoproteína. Es posible que hayas escuchado hablar de diferentes tipos de colesterol, que dependen del tipo de colesterol que transporte la lipoproteína.

Síntomas del colesterol alto:

Hasta el momento no existe ningún síntoma contundente que, sin análisis de sangre, ayude a identificar que se padece de esta condición. Sin embargo, los expertos han relacionado la recurrencia de ciertos síntomas con el desarrollo de colesterol alto:

Gases.
Halitosis.
Migraña.
Náuseas y mareos.
Boca pastosa y seca.
Pesadez estomacal.
Pérdida del equilibrio.
Urticaria o prurito en la piel.
Dolor en la zona hepática y vesicular.
Nuevas intolerancias alimentarias.
Agitación estomacal al moverse o ejercitarse.
Somnolencia extrema después de realizar una comida.
Dificultades en el ritmo intestinal, con tendencia al estreñimiento.
Inflamación y sensación de entumecimiento de las extremidades.
Digestiones lentas y difíciles, en especial, tras comidas copiosas y ricas en grasas.

Dieta par abajar el colesterol alto:

Incluye mucha fruta y verdura.Aunque esto no reduce activamente el colesterol, consumir al menos cinco raciones de fruta y verdura al día es una de las bases de una alimentación sana. Cuando diseñes tu plan, incluye verduras como acompañamiento, como alternativa a la carne, o úsalas para aumentar platos como cocidos y guisos. La fruta es un postre muy bueno y también se puede añadir a los cereales. Un smoothie o batido es una buena opción para desayunar.

Aprende a conocer las grasas.Las grasas saturadas, que se encuentran en la mantequilla, la leche entera, el queso, las carnes rojas y embutidos se han vinculado a un incremento del colesterol LDL o “malo” – algo que tienes que tener en cuenta cuando planees tu dieta para bajar el colesterol LDL. Está demostrado que sustituir las grasas saturadas por grasas insaturadas en la alimentación reduce el colesterol en la sangre.

No te olvides de comprobar el contenido en grasas saturadas estudiando las etiquetas alimentarias.
Escoge las alternativas bajas en grasas (o desnatadas) y las grasas insaturadas.Aunque muchos productos lácteos enteros tienen un alto contenido en grasas saturadas, no es necesario que elimines estos productos de tu plan alimentario. Sustituir la leche entera por leche desnatada, el queso curado entero por queso desnatado o queso fresco, o la mantequilla por margarinas que contengan un alto porcentaje de grasas insaturadas, son formas de reducir la cantidad de grasa saturada en tu alimentación.

Hazles un hueco a los alimentos con mucha fibra en tu plan.Para aumentar tu consumo de fibra, escoge versiones integrales de los alimentos básicos de tu despensa, como el pan, la pasta y el arroz, en lugar de las versiones blancas o refinadas. Consumir muchas frutas y verduras también es importante en tu dieta para bajar el colesterol. Legumbres como las alubias, lentejas, y garbanzos, son una buena fuente de fibra, y son fáciles de añadir a cocidos, guisos, sopas o ensaladas.

Alimentos para bajar el colesterol:

Aunque en muchos casos es necesario el consumo de fármacos para reducir los niveles de hipercolesterolemia, está comprobado que no todas las personas tienen que recurrir a ellos para lograr equilibrarlo. Independientemente de si se toman medicamentos o no, lo mejor es evitar el consumo de comidas ricas en grasas e hidratos de carbono, como es el caso de los siguientes alimentos:

>Carnes rojas.
>Mayonesa.
>Mantequilla.
>Crema de leche.
>Yema de huevo.
>Manteca, en general.
>Confitería, bollería y afines.
>Carnes embutidas y fiambres.
>Comida rápida y alimentos procesados.

En lugar de las mencionadas, es esencial basar la dieta en ingredientes con alto valor nutricional como:

>Pescado azul.
>Carnes magras.
>Aceite de oliva.
>Lácteos descremados.
>Semillas de chía o de lino.
>Frutas frescas y verduras.
>Legumbres y cereales integrales.
>Así mismo, se requiere una modificación en los métodos de cocción de ciertos alimentos, en especial las carnes y pescados. Se deben evitar los fritos y optar por hornear sin aceite, hervir y hacer comidas a la parrilla.

Tipos de colesterol algos:

La sangre conduce el colesterol desde el intestino o el hígado hasta los órganos que lo necesitan y lo hace uniéndose a partículas llamadas lipoproteínas. Existen dos tipos de lipoproteínas:

– De baja densidad (LDL): se encargan de transportar nuevo colesterol desde el hígado a todas la células de nuestro organismo.
– De alta densidad (HDL): recogen el colesterol no utilizado y lo devuelve al hígado para su almacenamiento o excreción al exterior a través de la bilis.

Según esta interacción podemos hablar de dos tipos de colesterol:

– Colesterol malo: el colesterol al unirse a la partícula LDL se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma.
Colesterol bueno: el colesterol al unirse a la partícula HDL transporta el exceso de colesterol de nuevo al hígado para que sea destruido.

Remedios naturales para el colesterol alto:

Alcachofa:
Es una gran aliada para reducirlo ya que frena su formación en el hígado y facilita la eliminación a través de la bilis. Así se toma: Prepara una decocción con una cucharada sopera rasa de las hojas, añade zumo de limón y un poco de miel (ya que es muy amarga). Tómala de 1 a 3 veces al día.

Té verde:
Por sus efectos antioxidantes, este tipo de té reduce la oxidación del colesterol y protege las arterias. Además es diurético y ayuda a combatir la obesidad. Así se toma: Bebe de 1 a 3 infusiones preparadas con una cucharada sopera de sus hojas.

Alpiste:
Por la composición de sus semillas, muy ricas en fibras y en ácidos grasos monoinsaturados (Omega 9) y poliinsaturados (Omega 6), ayuda a frenar la absorción de las grasas. Así se toma: La mejor opción es preparar una cucharada sopera en decocción, triturar y tomarla 2 veces al día.

Chumbera:
Su fibra disminuye la actividad de la lipasas (enzimas de las digestión de las grasas), reduciendo la absorción del colesterol y los triglicéridos. Así se toma: La dosis recomendada es de 300 a 900 mg al día, repartidos entre 1 y 3 tomas 20 minutos antes de las principales comidas. Se encuentra en extracto líquido o seco (cápsulas o comprimidos).

Diente de león:
Esta planta medicinal, aumenta la expulsión de bilis ricas en colesterol, mejorando así el perfil lípidico. También es un potente diurético. Así se toma: Con una cucharada sopera rasa de sus hojas haz una decocción y añádele miel. Puedes tomarla hasta tres veces al día.