Saltar al contenido
Remenaturalpara

APENDICITIS » Cuidados, Síntomas, Causas y Prevención

abril 1, 2019

¿Que es la apendicitis?

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen. El apéndice no parece tener un propósito específico. La apendicitis provoca dolor en el abdomen bajo derecho. Sin embargo, en la mayoría de las personas, el dolor comienza alrededor del ombligo y luego se desplaza.

A medida que la inflamación empeora, el dolor de apendicitis por lo general se incrementa y finalmente se hace intenso. Aunque cualquiera puede tener apendicitis, lo más frecuente es que ocurra en personas entre los 10 y 30 años de edad. El tratamiento estándar es la extirpación quirúrgica del apéndice.

El apéndice se encuentra situado cerca del punto donde se unen el intestino delgado y el colon y, en ocasiones, puede llegar a infectarse. La sociedad española ya se encuentra familiarizada con esta enfermedad: no es una afección común pero requiere de un tratamiento quirúrgico denominado. Apendicetomía para la extirpación del apéndice. Por lo general, la intervención va seguida de un periodo breve de recuperación.

Síntomas de la apendicitis:

El primer síntoma y más notable es el dolor abdominal. Este dolor comienza siendo vago para pasar progresivamente a agudo y grave. Normalmente, a medida que va aumentando la inflamación del apéndice, el dolor tiende a desplazarse hacia la parte inferior derecha del abdomen a un lugar concreto del apéndice denominado. Los signos y síntomas de la apendicitis pueden. Comprender los siguientes:

Dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen
Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen.
Náuseas y vómitos
Pérdida de apetito
Fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza
Estreñimiento o diarrea
Hinchazón abdominal
El lugar donde sientes dolor puede variar, dependiendo de tu edad y la posición del apéndice. Durante el embarazo, el dolor parecería provenir de la parte superior del abdomen porque el apéndice se encuentra más alto durante el embarazo.

Causas de la apendicitis:

El apéndice produce constantemente mucosidad que se mezcla con las heces. El problema que se plantea es que es el único órgano del tracto intestinal que no tiene salida, por lo que cualquier obstrucción en el drenaje de la mucosidad hace que ésta se acumule y, por tanto, se produzca una dilatación en el apéndice.

A medida que se va ampliando el tamaño del apéndice, se va produciendo la compresión de los vasos sanguíneos y la necrosis de sus paredes. Este proceso puede evolucionar hasta que se produce la rotura del apéndice.

Las causas de esta obstrucción pueden ser:

Aumento de los tejidos linfáticos por infección viral o bacteriana.
Obstrucción por otras circunstancias más complejas: tumores o lombrices intestinales.

Alimentos que puedes comer con apendicitis:

Después de una operación de apendicitis hay que prestarle una especial atención a la alimentación. Después de dos días habrá que ingerir únicamente zumos, para a continuación seguir una dieta blanda. Es lo que ocurre a la mayoría de pacientes después de una intervención quirúrgica. En todo momento debes evitar grasas, fruturas, helados y carne roja. A continuación te mostramos cómo comer después de una apendicitis, que te ayudará a conseguir una mejor recuperación

>Desayuno: es aconsejable tomar un vaso de leche de avena, almendras, soja o avena, evitando la de vaca. Tienes la posibilidad de preparar un par de tostadas con mermelada o un sándwich de pavo y queso. El yogur desnatado puede ser una estupenda opción.

>Comida: se recomienda sobre todo una crema de verduras con ingredientes como el calabacín, calabaza, patata o zanahoria. De segundo plato tienes la posibilidad de escoger entre una pechuga de pollo a la plancha o un poco de arroz blanco.
Merienda: pieza de fruta, té verde, tostadas con mermelada o gelatina.

>Cena: un caldo de pollo, un par de huevos cocidos, una menestra de verduras y una manzana pelada al horno, con un yogur desnatado pueden ser las mejores alternativas.
En el caso de que aprecies que un alimento te produce malestar, no dudes en retirarlo de tu dieta. Al cabo de un mes, aproximadamente, podrás llevar una dieta normal.

Tratamientos para el apendicitis:

En primer lugar, si el caso resulta complicado o se han agravado los síntomas, el especialista procederá a la extirpación del apéndice, poco tiempo después de haberse detectado la enfermedad.

En el caso de que una tomografía computarizada muestre la presencia de un absceso (acumulación de pus en cualquier parte del cuerpo que, en la mayoría de los casos, causa hinchazón e inflamación a su alrededor), se puede tratar en primera instancia con antibióticos. Esto puede estar causado porque el paciente ha tardado en ir al especialista. En este caso se esperará a que se produzca la desinfección y la reducción de la inflamación, y se procederá a la extirpación del apéndice para evitar repeticiones del problema en el futuro.

La vía laparoscópica es preferible en personas obesas y longevos y cuando el diagnóstico aún no es un cien por cien confirmado a la hora de realizar una cirugía.

Remedios naturales para el dolor de apendicitis:

Jengibre

Se ha encontrado que el jengibre es útil para los pacientes que sufren de dolor de apéndice. Se puede utilizar en combinación con el ajo. Uno puede consumirlo en polvo o en forma cruda junto con el ajo. Esta cura natural ayuda a reducir el dolor asociado con el problema del apéndice, así como el tratamiento del apéndice hinchado.

El jengibre también se puede utilizar junto con la cúrcuma. Esta combinación ayudaría a reducir el dolor y la inflamación causados debido al dolor del apéndice. En el caso de que los pacientes sufran de vómitos como uno de los síntomas del dolor de apéndice, en este caso el jengibre es considerado un buen remedio. Salpicar algo de sal sobre las piezas de jengibre puede ser útil.

Menta y albahaca

La menta es beneficiosa para el tratamiento del dolor del apéndice. Se puede tomar junto con agua. Se recomienda el consumo de dos a tres gotas de esencia de menta junto con agua de cada tres a cuatro horas.

La albahaca es útil para los pacientes que sufren de dolor de apéndice. La decocción??? se puede preparar con hojas de albahaca. Esta decocción a base de hierbas se puede consumir ya que ayuda en el tratamiento de la fiebre asociada con los problemas del apéndice.

Jugos vegetales

Las verduras son buenas para la salud de los pacientes que sufren de dolor de apéndice. Los jugos preparados a partir de estas verduras son poderosos aliados para combatir el dolor. Las remolachas y el pepino se pueden utilizar para la preparación de estos jugos. Ambos jugos pueden ser usados en combinación con el jugo de zanahoria. El consumo de esta mezcla de jugos es un poderoso tratamiento natural para el tratar el dolor del apéndice.

Para preparar esta mezcla, tome cien mililitros (ml) de jugo de pepino y de jugo de remolacha. Añada trescientos mililitros de jugo de zanahoria en la mezcla y beba. Se recomienda el consumo de este jugo dos veces al día. Aparte de estos, los jugos preparados a partir de espinacas, cilantro y rábano, también son buenos remedios para el tratamiento del dolor del apéndice.

Agua

El agua siempre es una mejor opción para tratar los problemas de estómago. El consumo de agua pura sería beneficioso para la salud de los pacientes que sufren de dolor de apéndice. El agua caliente es buena para la salud de los pacientes. El consumo de agua caliente consecutivamente durante un período de tres días sería beneficioso.

Esta cura natural también ayuda en la limpieza de los intestinos. También, durante un período de tres días, uno puede colocar una compresa caliente sobre el abdomen. Una cantidad razonable sería de 2 a 3 veces en un día.

Tipos de apendicitis:

Dentro de la patología, el paciente puede pasar por los siguientes estadios:

> Apendicitis catarral: Cuando ocurre la obstrucción de la luz apendicular se acumula la secreción mucosa y agudamente distiende el apéndice. El aumento de la presión intraluminal produce una obstrucción venosa, el acúmulo de bacterias y la reacción del tejido linfoide.

> Apendicitis flemonosa: La mucosa comienza a presentar pequeñas ulceraciones o es completamente destruida siendo invadida por enterobacterias.

>Apendicitis necrótica: Cuando el proceso flemonoso se vuelve intenso y se produce una distensión del tejido.

> Apendicitis perforada: En este caso, las perforaciones pequeñas pasan a ser grandes.

Como prevenir la apendicitis:

¿Se puede prevenir la apendicitis? Por lo general, la prevención de una apendicitis no es posible. Si existe la sospecha de apendicitis, es importante actuar rápidamente y acudir al centro de salud para recibir un diagnóstrico.

Evitar tragar pepitas de uvas, de melón y de demás frutas ayuda a prevenir las apendicitis producidas por cuerpos extraños.

La única prevención posible de esta enfermedad sería la extirpación del apéndice (sin que haya apendicitis); ésta podría realizarse, de manera profiláctica, durante otras intervenciones quirúrgicas de la cavidad abdominal.